Mark Twain – El príncipe y el mendigo (Resumen completo, análisis y reseña)

La Biblioteca Salvadora, tiene para usted, el  resumen y análisis de la obra literaria. El príncipe y el mendigo, de Mark Twain . Les presentaremos un análisis de la literatura y de los personajes principales y secundarios que dieron vida a la trama.

Personajes principales

Tom Canty

Eddie Tudor

 John Canty

Enrique VIII de Inglaterra

 Jane Seymour

Mickey Mouse

Sinopsis o breve resumen

En tiempos del rey Enrique VIII vivía en Londres un joven mendigo llamado Tom Canty. En una ocasión, tras colarse al palacio real, Tom se encontró ante el príncipe de Gales. Al comprobar su gran parecido, decidieron intercambiarse las ropas y su papel en la vida. A partir de entonces, la situación de ambos se invirtió y el muchacho pobre y acostumbrado a la miseria se vio tratado como un príncipe de sangre real, mientras que el hijo del rey conocía el hambre, las persecuciones y la injusticia.

Un día Tom caminó hasta llegar a Temple Bar, el distrito más apartado de su casa. Allí Tom divisó un gran palacio y se asomó por las rejas para ver lo que tanto anhelaba en sus sueños ver, a un verdadero príncipe jugando en el jardín, vestido con ropa suntuosa y de modales elegantes. De pronto uno de los centinelas que vigilaba la entrada fue a echar al mendigo, pero el príncipe divisó lo que su soldado hacía, le llamó la atención y dejó pasar a pobre Tom al palacio.

El príncipe de Gales, le dio de comer y le preguntó acerca de su vida. Tom, quien respondía a su preguntas y cuyas respuestas no eran más que la cruel realidad que vivía. Encendieron la indignación y el enojo de Eduardo, quien a su vez se emocionó al pensar la libertad que tenía su interlocutor, los divertidos juegos que jugaba con sus amigos y la alegre vida que llevaba fuera de su casa, así que le sugirió a Tom que invirtieran papeles por un día, que Tom fuera príncipe y Eduardo fuera mendigo, pues el parecido, el perfil, los ojos, la voz, todo, eran idénticos.

Tom accedió y Eduardo salió del palacio vestido como mendigo, sin embargo, como tal también fue tratado por el mismo centinela que había agredido a su amigo. Eduardo, indignado, amenazó al centinela de ser castigado por su padre el rey, pero esto sólo provocó las risas y el maltrato de los presentes.

Resumen en vídeo

Análisis de la obra

A primera vista, podría creerse que «El príncipe y el mendigo» es una novela histórica. Su espacio se sitúa a mediados del siglo XVI, en la corte de Enrique VIII y en las calles de Londres. El propio autor, quien es el narrador en la obra, ha dicho que ésta es «una historia que durante generaciones se ha transmitido oralmente de padres a hijos». Pero no hay tal. Los hechos relatados jamás ocurrieron en Inglaterra, aunque están tratados en forma realista.

Cuando empiezan a apartarse del romanticismo, los escritores norteamericanos iniciaron la búsqueda de la identidad de su país. Descubrieron, entonces, que detrás de la epopeya colonizadora había graves problemas sociales y raciales, enormes injusticias, enormes diferencias entre pobres y ricos.

Mark Twain ya había encarnado esto, a su modo, en sus dos célebres personajes: Tom Sawyer y Huckleberry Finn. Otros escritores norteamericanos también lo habían hecho. Enriqueta Beecher, con «La cabaña del tío Tom» (1852), había sensibilizado a la opinión pública a favor de los derechos civiles de los negros. Y Henry Thoreau, en su novela «John Brown» (1859), mostraba cómo un esclavo negro armaba a sus congéneres de raza y luchaba contra los plantadores de algodón sureños.

En «El príncipe y el mendigo» Twain utilizaría nuevamente a dos niños para mostrar las injusticias sociales y la crueldad de las leyes impuestas por los poderosos.

Género literario

Novela, Literatura fantástica

Summary
Review Date
Reviewed Item
El príncipe y el mendigo
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario