bajo las ruedas resumen completo

Bajo las ruedas – Hermann Hesse (Resumen completo, análisis y reseña)

La Biblioteca Salvadora, tiene para usted, el  resumen y análisis de la obra literaria. Bajo las ruedas, de Hermann Hesse . Les presentaremos un análisis de la literatura y de los personajes principales y secundarios que dieron vida a la trama.

Personajes principales

A continuación te dejo la lista de los personajes principales o personajes más importantes de la obra:

  • Hans Giebenrath
  •  Hermann Heilner
  • Emma 

Sinopsis o breve resumen

Publicada en 1905, Bajo las ruedas, primera novela de Hermann Hesse (1887-1962), es una prodigiosa recreación del mundo de la adolescencia, pero también una severa acusación contra los sistemas educativos que se imponen a costa de la imaginación y del cultivo armónico de las facultades espirituales, emocionales y físicas. Separado del medio de su infancia y obligado por padres y profesores a una agotadora preparación para el ingreso en un seminario, Hans Giebenrath logra finalmente su objetivo, pero al elevado precio de perder primero su sensibilidad y, más tarde, su equilibrio emocional.

El libro cuenta la historia de un adolescente huérfano de madre que vive en un pueblo alejado de la ciudad. La historia en sí es corta pero el autor dispone de una gran parte del libro para describir larga y muy precisamente cada uno de los lugares donde se desarrolla el argumento.

El nombre del protagonista es Hans Giebenrath, quien vive en un pueblo de pocos habitantes, y lleva una vida poco común. Las personas importantes del pueblo, el director del colegio, los vecinos, incluido el zapatero Flaig, el párroco, los compañeros, su padre, todos reconocían que tenía una gran inteligencia y se preocupaban de ayudarlo a estudiar y por su brillante futuro, esto hace que Hans se sienta obligado a llegar lejos.

Cuenta el autor que Hans estudiaba largas horas y un dolor de cabeza fuerte era su fiel compañero casi todo el tiempo. Sus excelentes notas y resultados académicos consiguieron que Hans fuera seleccionado para realizar el examen de entrada al seminario: el Landexamen. Con esto su futuro estaba decidido. “Porque en Suabia, para los niños con talento, a no ser que sean ricos, hay un solo camino: el seminario menor a través del Landexamen”.

La preparación del Landexamen era bastante sacrificada, además de estudiar y tener clases fuera del horario escolar, quedaban los deberes por escrito o para aprender de memoria, que se hacían en casa por la noche a la luz de la lámpara. Hans vivió la experiencia de presentarse al Landexamen como algo traumático.

El viaje en tren a la ciudad con su padre no tuvo nada de llamativo y el examen en sí fue para él una pesadilla, al igual que su estadía en la ciudad en casa de su tía, “una profunda angustia le invadió ante la ciudad…, los tranvías de caballos y el ruido de la calle le intimidaban y casi le hacían daño. Se hospedaron en casa de una tía; y allí… la amabilidad… de su tía…y las eternas frases de aliento de su padre acabaron por aplanar completamente al chico” Había ciento dieciocho candidatos para el Landexamen, de los cuales sólo iban a aprobar treinta y seis. Fue al examen “acompañado de su padre. y, en la sala repleta de chicos pálidos miró en torno suyo como un animal en la cámara de torturas” .

Pero cuando le plantearon el ejercicio de latín le pareció facilísimo y fue uno de los primeros en entregar su trabajo. Le siguieron otras instancias, griego, alemán“El ejercicio de griego era bastante largo y nada fácil. El tema de la redacción era difícil y se prestaba a falsas interpretaciones.”Hans no se sentía bien, “sudaba en su abrigado traje de la confirmación, le entró dolor de cabeza y, por fin, entregó sus pliegos muy descontento y con la sensación de que estaban llenos de faltas y que el examen estaba perdido definitivamente” y luego la instancia de examen oral. Por el camino de regreso a la casa de la tía su padre le dijo que si aprobaba podía pedir algo.

Hans pidió volver a pescar en las vacaciones. Bueno “irás a pescar si apruebas el examen” Hans regresó a su casa solo y su padre se quedó unos días más en la casa de la tía. Volvió a sus clases regulares y una tarde de la siguiente semana, cuando llegó a clase, el profesor lo llamó en voz alta, le dio la mano y le dijo: te felicito, Giebenrath, has aprobado el Landexamen con el segundo puesto, vete a casa y díselo a tu padre. No hace falta que vengas a clase. Total, dentro de ocho días empiezan las vacaciones.

Resumen en vídeo

Análisis de la obra

Esta fue la segunda novela escrita por Hermann Hesse, maestro del Bildungsroman o novela de iniciación. Aunque fue escrita en 1906, una época en la que la mayoría de los escritores jóvenes iniciaban la búsqueda de nuevos caminos literarios, nuestro autor prefiere guiarse por el sentido académico, escribiendo con una limpieza y claridad notables, propias del siglo anterior. En este breve y conciso libro no hay experimentos ni artificios que pudieran complicar su lectura. No obstante, contiene la brillantez necesaria para convencer a todo aquel que busque una lectura estimulante y agradable que trate sobre las situaciones sociales y emocionales comunes a todos los seres humanos.

El protagonista es Hans Giebenrath, un jovencito pueblerino, sensible y solitario cuyo enorme talento para los estudios le permite soñar con un futuro muy respetable. Por tanto, enfrenta la edad de la pubertad en medio de enormes expectativas; sus padres y profesores se hinchan de orgullo tan sólo por tener en su familia o en sus aulas a este despierto muchacho. Desafortunadamente, el sistema educativo de la época, parecía no estar diseñado para fomentar (ni siquiera tolerar) a genios en potencia, sino únicamente para formar “buenos ciudadanos” civilizados y obedientes (En realidad “buenos para nada” como precisa el mismo Hesse).

Lo curioso, es que los lectores contemporáneos comparamos y corroboramos, que la problemática sigue siendo la misma. Aún en nuestros días, seguimos formando peones, en lugar de campeones del pensamiento. Además, los niños prodigio de la academia, las artes y los deportes, siguen llevando a cuestas una pesada carga de exigencias poco acordes con su edad. Sus tutores les abruman estimulando sus habilidades, pero olvidan ocuparse de su desarrollo emocional en fases de crecimiento cruciales. Si el niño tiene éxito, será a costa de su infancia lo cual ya es trágico; pero hay algo mucho peor: si fracasa no será querido por nadie.

Género literario

Novela

Summary
Review Date
Reviewed Item
Bajo las ruedas
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario