resumen completo del libro fortunata y jacinta benito perez galdos

En esta ocasión hablaremos de la obra Fortunata y Jacinta del escritor Benito Pereza Galdos. Haremos un resumen completo del libro u obra, este resumen incluye un análisis de los personajes principales y secundarios, resumen corto y completo, así como también un análisis completo de la obra.

Primero veremos un resumen corto, luego veremos un resumen largo completo por capítulos, también haremos un análisis con los personajes y temas principales del libro.

Personajes principales

Esta es una lista de los principales personajes de la obra Fortunata y Jacinta:

  • Fortunata (Ana Belén)
  • Jacinta (Maribel Martín)
  • Juanito Santa Cruz (François-Eric Gendron)
  • Evaristo Feijoo (Fernando Fernán Gómez)
  • José Izquierdo (Francisco Rabal)
  • Mauricia (Charo López)

Resúmenes de la obra

Dividiremos la sección de resumen de la obra en dos: resumen corto, para las personas que solo buscan una idea general de Fortunata y Jacinta; y resumen completo de la obra para quienes buscan comprender detalles relacionados con los personajes principales, como también detalles pequeños de suma importancia para la historia.

Resumen corto

La novela nos narra de manera detallada un trío amoroso durante un largo período de tiempo. Por una parte, tenemos al matrimonia Santa Cruz formado por la dulce y comprensiva Jacinta y el vil y embustero de Juanito Santa Cruz, pertenecientes ambos a la burguesía rica y acomodada de Madrid. El tercer miembro de este trío es la amante de Juanito Santa Cruz, Fortunata, perteneciente a la clase baja y obrera, donde vivían en auténtico suburbios.

fortunata y jacinta resumen completo

Jacinta conoce los múltiples deslices de su marido (no sólo con Fortunanta), pero es cauta y por más que lo intenta no consigue nada debido a la sociedad del momento ya que hay que recordar la precaria situación de la mujer dentro del marco del matrimonia y la sociedad.

Jacinta odia a con todas sus fuerzas a Fortunata, y viceversa, ya que luchan por el amor de el mismo hombre y las dos se creen mujeres legítimas.

Lo que hace Benito Perez Galdós en esta novela es una crítica aplastante de la sociedad del momento, de sus costumbres, de su ceguedad con la religión, etc.

A lo largo de la novela van apareciendo numerosos personajes, todos muy distintos unos de otros, con personalidades muy marcadas. Galdós lo que hace es describirnos la sociedad a través de todos ellos. Hay personajes burgueses, es decir, de buena vida, y hay personajes que viven en la miseria. También critica la personalidad de los burgueses tachándolos de hipócritas y de hacer las cosas solamente para aparentar.

Fortunata y Jacinta son dos polos opuestos: la sociedad paralizada y atrasada contra la rebeldía de Fortunata, que la tacha de mujer indecente por su empeño en querer al hombre de otra, de la santa Jacinta que goza de una reputación de altura.

Resumen completo y detallado

Fortunata y Jacinta, una novela en la que uno de los personajes principales es Juan de la Santa Cruz.

En su época de estudiante Juan emprende un viaje en visita de un viejo amigo, en el cual conoce a una hermosa joven descendiente de una familia humilde.

Se encapricha por tener un amorío clandestino con ella, relación que duraría muy poco ya que Juan se aburre de la rutinaria relación y termina por abandonarla.

A su regreso, la madre de Juan lo compromete en matrimonio con una de sus sobrinas llamada Jacinta.

Entonces, empiezan una vida juntos como esposos, pero al paso del tiempo se dan cuenta de que Jacinta no puede quedar embarazada, noticia que empieza a ser preocupante para toda la familia y en especial para Jacinta.

Un día se encuentra Jacinta con un joven llamado Ido del Sagrario, un joven pobre de quien Juan siempre solía burlarse, el al enterarse de que Jacinta no podía quedar embarazada, decide contarle que existe un hijo de su esposo Juan, noticia que a Jacinta le emociona y se ilusiona con la idea que podría adoptar a un hijo de su marido.

Jacinta muy emocionada llega con una de sus vecinas llamada Guillermina, a quien ella le cuenta la noticia y ambas decide ir por el niño, quien esta a cargo de un tío de Fortunata llamado José, quien termina vendiéndole el niño a Jacinta.

Jacinta muy emocionada llega con su esposo y le cuenta lo que paso, pero al final se dan cuenta que todo era una mentira, ya que Fortunata si había tenido un hijo de Juan, pero el niño murió cuando el ya estaba casado con Jacinta.

Fortunata mientras tanto, ya había tenido muchas relaciones en las que por una u otra razón todo salía mal y terminaba separándose de sus amantes.

En su última relación, su amante decidió llevársela a París pero de nueva cuenta las cosas no funcionaron y ella decidió regresar a su lugar de origen.

A su regreso una de sus viejas amigas llamada Feliciana le dio refugio en su casa y estando allí conoció a Olmedo, quien era el novio de Feliciana quien a su vez llevaba con el a su amigo Maximiliano, quien se enamoro perdidamente de Fortunata.

Maximiliano le propuso que ella fuera su amante, a pesar del aspecto de Maximiliano quien era un joven de carácter débil, Fortunata termino por aceptar.

Maximiliano vivía junto con su tía Lupe, una mujer enriquecida por los altos intereses que le cobraba a las personas, también vivía con sus dos hermanos Juan Pablo y Nicolás.

El les cuenta que pronto formara un matrimonio con Fortunata, pero ellos no muy contentos le proponen la aceptación de Fortunata si ella antes se interna en un convento para reformarse.

Entonces Fortunata acepta internarse en el convento y estando allí se convence por si misma de que lo mejor que puede hacer es casarse con Maximiliano, para poder llevar una vida honrada.

Posterior a su estancia en el convento se celebra el matrimonio de Fortunata y Maximiliano.

Juan al enterarse del regreso de Fortunata, de nueva cuenta se empieza a encaprichar con Fortunata e idea un plan para poder conquistar a Fortunata otra vez.

Le paga a la empleada para que lo ayude y Fortunata después de todo termina engañando a Maximiliano con Juan, pocos días después de la boda.

Fortunata termina dejando a Maximiliano en tal de seguir siendo la amante de Juan, a lo que Maximiliano decide regresar a casa de su tía Lupe.

Con el tiempo Juan vuelve a aburrirse de Fortunata y termina por abandonarla por segunda vez, cuando Jacinta su mujer se entera de que mantiene un amorío en secreto.

Después del abandono de Juan, Fortunata se encuentra con Evaristo, un coronel de avanzada edad pero muy elegante quien era amigo de uno de los hermanos de Maximiliano, con quien después de una corta amistad termina siendo su amante.

Pero después de un tiempo Evaristo se empieza a sentir más y más viejo y enfermo.

El decide resolverle el futuro a Fortunata y la convence de que lo mejor es que regrese a casa de su marido, Maximiliano.

Evaristo convence a Maximiliano y a su familia de que le den otra oportunidad a Fortunata y la acepten de nueva cuenta en su familia.

Fortunata y Maximiliano se mudan a una casa a cercanías de la farmacia donde el trabaja, allí Fortunata hace amistad con Aurora, quien es la hija del dueño de la farmacia.

Con el paso de los días Maximiliano empieza a sentirse mal, su salud comienza a deteriorarse y a presentar ataques de locura en los que culpa a su esposa de engaño y a su tía de quererlo envenenar.

Encontrándose Fortunata en esta situación se entera que Mauricia, su mejor amiga del convento en donde estuvo interna se encuentra grave de salud.

Ella decide ir a visitarla junto con la tía de Maximiliano, doña Lupe.

Mauricia yace moribunda en casa de su hermana, quienes también son conocidas de Fortunata y Jacinta.

Ambas mujeres coinciden en casa de la hermana de Mauricia y así por primera vez, las dos mujeres se encuentran cara a cara.

Después de su encuentro, Fortunata decide retomar su amorío en secreto con Juan y en dicha relación Fortunata queda embarazada, pero no contaba con que Juan volvería a hacer de las suyas y terminaría por abandonarla.

Al enterarse de lo sucedido la familia de Maximiliano la rechaza y ella se ve obligada a tener que regresar a casa de su tía, allí ella da a luz a su hijo.

Tiempo después Maximiliano recobra su salud mental y decide ir en busca de Fortunata.

En el transcurso de su búsqueda se entera de que Juan sostiene una relación con Aurora y el al encontrarse con Fortunata le comenta lo sucedido.

Luego ella sin ninguna precaución va a encontraste con Aurora, ellas se pelean y para su mala suerte a consecuencia de los golpes del encuentro con Aurora, Fortunata muere.

Antes de morir, Fortunata pide como ultimo deseo que su hijo sea dado a Jacinta.

Al final, Juan termina diciéndole la verdad a su madre y esposa, de que el hijo de Fortunata es de el.

Juan termina perdiendo el favor de su esposa, Maximiliano termina encerrado en un manicomio por que su familia lo considera peligroso.

Al final se dan cuenta de que ambos se equivocaron y tomaron malas decisiones.

Análisis de la obra

Fortunata y Jacinta no es solamente el relato de unos adulterios o de la vida de varios personajes de la España de finales del siglo XIX. En este libro se muestra un fresco de tipos del Madrid de la época, algunos muy logrados que contribuyen a enriquecer la novela con sus hablas peculiares y sus manías; también habla un poco del ambiente político de la Ia República y de la Restauración monárquica, y de las ideas que pululaban en los cafés y tabernas.

¿Cual es el argumento de la obra o libro? Características y tema

El argumento no resulta muy original. En realidad, es el más viejo del mundo: las relaciones humanas, el amor, el adulterio, el engaño… Como en otras novelas decimonónicas el autor se explaya relatando ese argumento, a decir verdad, bastante escaso, con escenas larguísimas, llenas de diálogos también muy extensos que denotan a los personajes y a sus idiosincrasias. Jacinta está tan desesperada por tener un hijo que se ilusiona incluso con el supuesto hijo de Fortunata y de su marido, al que desea adoptar como propio.

Quizás tenga que ver el hecho de que Galdós opta por centrar la historia del primer tomo en Jacinta y luego en el segundo se desentiende un poco del personaje y centra el peso del argumento en Fortunata, bastante más interesante y que da más juego que la niña rica burguesa obsesionada con la maternidad.

¿Como es Fortunata? ¿Cual es su personalidad?

Fortunata es retratada por el autor como una mujer de muy baja cultura al inicio de la novela, ingenua y romántica, muy apasionada, a la que diversos personajes, en especial su marido Maxi van puliendo y «culturizando», aunque se insiste en que ella no pierde la «esencia de ese pueblo de Madrid», ese estamento popular por el que Galdós parece sentir cierta debilidad, y al que ensalza repetidas veces.

El personaje incluso se equipara moralmente a su «rival» Jacinta con diversas argucias morales, como la de dar crédito al rumor de que engañó a Santa Cruz con un Don Juan medio inglés (rumor falso) con lo cual Jacinta no sería «decente». El final de este personaje, típico de las «mujeres trasgresoras» de las novelas decimonónicas (Bovary, Karenina, la Regenta, etc) es el «castigo», como no podía ser de otra manera. De hecho, en este libro casi todos los personajes terminan mal excepto Jacinta, que logra lo que tanto deseaba. Eso de castigar al personaje me ha sorprendido ya que Galdós no parece tan mojigato y tan moralista.

Análisis de los personajes

En la novela hay personajes como el hermano de Maxi Rubín, un vago metido en política, que proclama el amor libre, pero luego es un hipócrita que no quiere llevar una mantenida a su nuevo puesto en provincias por el qué dirán, o Evaristo Feijoo, un viejo que se prenda de Fortunata y que pretende protegerla y a la vez enseñarle que lo importante no es lo que se hace sino «guardar las formas» ante los demás, que en el resto puede ser libre De Santa Cruz apenas sabemos nada, dejando aparte que es un mujeriego que tiene varias amantes y las engaña a todas, y Maxi Rubín es un personaje un poco estrafalario, al que le dan constantes dolores de cabeza y manías y locuras que se curan misteriosamente con duchas frías (en apariencia): en algunos momentos parece razonar con lucidez y en otros habla de misticismos y persigue a Fortunata con un cuchillo…

Otros personajes secundarios de interés son Mauricia la Dura, mujer representante de la baja sociedad, pobre, hombruna, violenta, borracha pero de buen corazón y muy sincera, por la cual Fortunata siente una gran simpatía; y también Guillermina, una santurrona que recoge fondos para fundar hospitales para los pobres, y cuya insistencia en estas lides llega a resultar un poco cargante.

El estilo de Galdós es atrapante y cautivador; tiene una forma de explicar las cosas tan coloquial y suelta, quizás abusando de ciertas expresiones y palabras que parece que le encantan…. Tanto que no dice gran cosa de la vida de personajes importantes como Santa Cruz o Jacinta y sin embargo, se tira capítulos enteros contando las conversaciones/biografías de secundarios o terciarios como la madre de Santa Cruz o el hermano politicastro de Rubín, que la verdad resultan un poco pesadas, dejando aparte el interés histórico que esos detalles puedan suscitar.

Los comportamientos de hombres y mujeres siguen siendo similares con sus deseos, pasiones, amores prohibidos, engaños, hipocresías etc, aunque quizás ahora con menos peso de la religión, que en este libro es muy patente. Más bien muestra simpatía hacia ese viejo militar retirado, Feijoo, que opta por la solución intermedia de guardar las formas y llevarse bien con la sociedad, mientras uno hace, en lo privado, lo que le da la gana.

Hay pasajes repetitivos, sobre las obsesiones de Fortunata, con su manía religiosa de ser «mala» e ir al infierno; y algunas otras. Sin embargo, la calidad y gracia de la prosa, atravesada por ese sentido del humor tan galdosiano capaz de narrar lo más trágico con el mismo tono coloquial, hacen grata la lectura de esta extensísima obra, que de haber sido escrita en nuestra época, de seguro que tendría la mitad de páginas.

Deja un comentario