la fiesta del chivo

La fiesta del chivo – Mario Vargas Llosa (Resumen, análisis y reseña)

Hoy haremos un resumen completo del libro u obra titulado La fiesta del chivo del escritor Mario Vargas Llosa. Este resumen tiene los personajes principales, un resumen completo del libro o sinopsis de la obra, ademas de un analisis literario.

Veamos primero los personajes principales.

Personajes principales

  • Agustín Cabral: apodado Cerebrito Cabral, es el padre de Urania Cabral, un hombre que haría cualquier cosa con tal de que Rafael Trujillo, estuviera cómodo, y por supuesto él fuera nombrado Senador.
  • Rafael Leónidas Trujillo: es un personaje también principal de la obra, es el dictador de la isla el cual duró 31 años gobernando de manera dura y temida, todos en la isla tenían miedo de él.
  • Balaguer: era la mano derecha del dictador Rafael Trujillo, pero al cambiar su manera de pensar lo traiciona por el bienestar de la Isla.
  • Jhony Abbes García: el jefe o comandante del ejército de Rafael Trujillo, hombre de mucha inteligencia, pero la única manera de hacer las cosas para él era usando torturas en contra de los enemigos.
  • Santiago “El Turco”: fue uno de los asesinos de Rafael Leónidas Trujillo, por muy buenas razones tomó la decisión de hacerlo.
  • Antonio Imbert: otro de los asesinos de Rafael Trujillo, fue uno de los que logró sobrevivir a las persecuciones y represalias luego del asesinato del dictador.
  • Antonio de la Maza: el otro asesino de Trujillo, sus razones para hacerlo fue para tomar venganza por la muerte de su hermano Tavito. Era uno de los guardias personales del Dictador Trujillo.
  • Ramfis Trujillo: es el hijo de Rafael Trujillo, leal a su padre, intentó estudiar en Estados Unidos pero se regresó para unirse al ejército de su país, además es un hombre mujeriego.
  • Amado García Guerrero: Apodado Amadito era un amigo cercano a El turco. Trabaja en el ejército, tenía la jerarquía de teniente, abandonó a su novia, para demostrarle al régimen que era leal al dictador y obligado a darle muerte al hermano de la que fue su novia para comprobar su lealtad.

Resumen completo del libro

Son tres las historias narradas en esta destacada novela de Vargas Llosa cuya temática es la dictadura, la corrupción, el poder y el machismo latinoamericanos en sus peores formas, más delezanables, repugnantes y deshumanizadoras.

La primera historia es la de Urania Cabaral, una mujer que luego de 38 años regresa a Santo Domingo para ver a su padre Agustín “cerebrito” Cabral, antiguo colaborador de Trujillo. En las primeras páginas, el narrador nos va informando sobre los motivos del regreso de Urania, quien guarda un odio hacia su progenitor, al que encuentra derruido en una vejez castigada por la parálisis. De esa manera, conociendo el pasado de Urania, su infancia y su adolescencia, interrumpida por su exilio a los EE.UU., lugar donde encuentra un nuevo rumbo a su vida.

La segunda historia es la de Trujillo. La narración nos presenta al dictador en su vida pública y en sus costumbres íntimas. El narrador, al mostrarnos estos dos lados, consigue que apreciemos los diversos rasgos como persona (je), muy opuestos a los que podría haberse elaborado sobre la idea típica de un dictador. Lo humaniza, lo desmitifica en sus actos cotidianos, en sus pequeñas miserias y manías.

la fiesta del chivo resumen mario vargas llosa
La fiesta del chivo

Si bien el eje temático de esta segunda historia recae en Trujillo, el lector, también se encontrara con una galería de personajes ligados al protagonista que van apareciendo y adquiriendo relevancia en el desarrollo de la novela. A estos personajes los ubicaríamos en dos grupos: El primero estaría conformado por la familia de Trujillo, y el segundo por los servidores políticos, en los que destacan el Coronel Johnny Abbes García, Henrri Chirinos y el ex presidente Joaquín Balaguer. Estos dos grupos se convierten en la puerta de entrada al mundo privado de la tiranía Trujilista, pues permiten al lector conocer, imaginariamente los diferentes conflictos y tensas relaciones desarrolladas por los involucrados en ese régimen.

A Trujillo, como decíamos, lo conoceremos presa de ciertas manías, entre ellas, su obsesión por la limpieza en sus subordinados, entre otros aspectos míticos de su imagen pública, en especial aquellos que le pintan ciertos atributos físicos como lo de nunca sudar en cualquier situación, o su capacidad desmesurada para satisfacerse sexualmente a las mujeres de su agrado, sin importar si eran las esposas o hijas de sus servidores, lo que le valió el apelativo de “el chivo”, que en el imaginario dominicano se le asocia con la virilidad.

Conocemos, asimismo esa disposición fría y sin escrúpulos para ordenar la aniquilación de sus enemigos o de quienes no eran de su agrado. Por otro lado, la ferviente devoción por su madre, muestra el lado humano –lado cruel, retorcido, pero pasible de afectos- de quien aparece ante nuestros ojos como un sujeto vil y monstruoso.

La tercera y última historia, que le da un ritmo ágil y creciente suspenso a la novela, es la conspiración, los planes para matar a Trujillo. Son siete los hombres comprometidos para ejecutar este arriesgado plan de consecuencias incalculables.

Destacan entre estos justicieros: Antonio Imbert y Antonio de la Maza. La historia personal de cada uno es una muestra clara de las injusticias y los abusos sufridos en una sociedad dominada por la dictadura. Finalmente, el dictador fue emboscado, cuando viajaba en su automóvil, y murió por un proyectil de fusil que le arrancó un pedazo del hombro, y del brazo izquierdo.

Analisis literario de la obra o del libro

La novela La fiesta del chivo es considerada como una de las novelas más importantes de Mario Vargas Llosa: un escritor, político y periodista peruano considerado uno de los más importantes novelistas y ensayistas contemporáneos.

Su obra ha cosechado numerosos premios, entre los que destacan el Príncipe de Asturias de las Letras 1986 y el Nobel de Literatura 2010. Muchas de las obras de Vargas Llosa están influidas por la percepción del escritor sobre la sociedad latinoamericana y por sus propias experiencias como ciudadano peruano; sin embargo, de forma creciente ha tratado temas de otras partes del mundo. Ha residido en Europa (entre España, Gran Bretaña, Suiza y Francia) la mayor parte del tiempo desde 1958, cuando inició su carrera literaria, de modo que en su obra se percibe también una cierta influencia europea.

Características de la novela de Llosa

Una de las características de la novela de Vargas Llosa, es que es considerada como novela histórica, la cual tiene como característica la representación literaria de una época del pasado determinada, presentando los acontecimientos, personajes y características de la vida de las personas en ese período en las que se representa la coexistencia de elementos históricos y ficticios, la ubicación de la historia en un pasado histórico concreto y la distancia temporal entre la época representada y el presente del autor.

¿En que se basa la novela?

La fiesta del Chivo se basa en tres historias; la primera es la Urania Cabral, una mujer que luego de 35 años regresa a Santo Domingo para ver a su padre Agustín «cerebrito» Cabral, antiguo colaborador de Trujillo. La segunda historia es la de Trujillo. La narración nos exhibe al dictador en su vida pública y en sus costumbres íntimas.

El narrador al mostrarnos estos dos lados, consigue que apreciemos los diversos rasgos como persona muy opuestos a los que podría haberse elaborado sobre la idea típica de un dictador, colaborando en la construcción de la imagen que crean los personajes y el lector.

La tercera y última historia, narra la intriga, el suspenso y el nudo de esta novela, en la cual se conocerá acerca del plan en donde 7 personajes han proyectado y macerado durante ya algún tiempo la manera de extinguir al dictador, decidiendo interceptarlo en una de sus rutas automovilísticas tradicionales.

Esta novela podría resumirse en el epígrafe propuesto, pregunta realizada por el narrador hacia el personaje de Urania Cabral, decisión que terminó por cambiarle la vida y que a partir de ésta y la traición de su padre originó su imagen del dictador Trujillo, proponiendo como tema principal la percepción de la imago del dictador Trujillo a través de los personajes de Urania y Agustín Cabral, que pueden considerarse como la representación de la sociedad dominicana en los tiempos de la dictadura: Un grupo en contra del régimen, como de igual manera, un grupo a favor del régimen.

¿Que se analizará en esta obra?

En este análisis se analizarán diversos puntos de vista de la imago, en los cuales siempre se tendrá en cuenta la necesidad del autor de hablar a través de la obra para contarnos su historia, su punto de vista. Los temas se presentarán de la forma siguiente:

  • La percepción de la imagen del dictador a través de los personajes de Urania y Agustín Cabral
  • La percepción de la imagen del dictador de Vargas Llosa como autor implícito en la obra
  • La realidad dentro de la ficción
  • La visión del mundo para la creación literaria
  • Contexto externo dentro de la obra para la creación de la imagen del dictador
  • La novela histórica como instrumento para el entendimiento de un país.

La percepción de la imagen del dictador a través de los personajes de Urania y Agustín Cabral

En la novela de Vargas Llosa se presenta una dualidad entre los personajes de Urania y Agustín Cabral, ya que la creación de su imagen del dictador parte desde dos perspectivas muy diferentes: la oposición (representada por Urania) y el acuerdo ante el régimen (representado por Agustín Cabral). Cabe mencionar que estos personajes tienen un lazo de sangre que los une, ya que Urania es hija de Agustín, por lo tanto, la teoría de la imago propuesta por Jacques Lacan tiene cierta incidencia dentro del comportamiento y la creación de la imago de los personajes.

Esta teoría parte desde la definición que propone que la imago es «una representación inconsciente y un elemento fundamental del complejo familiar» (Los Complejos familiares en la formación del individuo. 1938) y establece que un individuo, al momento de nacer, crea la primera imago (la maternal) y que ésta es la primera representación inconsciente del niño(a) que domina la vida del hombre y es la base de todos los procesos mentales.

En la novela puede reflejarse como la ruptura del proceso mental de Urania, ya que su madre fallece cuando ella es muy joven y lo único que puede tomar el lugar de este imago maternal es su padre, depositando toda su confianza en él. Conforme avanza la novela, se puede apreciar que esta relación padre e hija ha sido totalmente destruida:

« Habrás pensado en tu hija ingrata, que en treinta y cinco años no te contestó una carta, ni envió una foto, ni una felicitación de cumpleaños, Navidades o Año Nuevo, que ni siquiera cuando te vino el derrame y tías, tíos, primos y primas creían que te morías, vino ni preguntó por tu salud. Qué hija malvada, papá» (p 18) « Arrancaste de tu memoria las cosas desagradables. ¿También lo mío, lo nuestro, lo borraste? Yo, no. Ni un día. Ni uno solo de estos treinta y cinco años, papá. Nunca olvidé, ni te perdoné.» (p 138)

canalizando todo este odio hacia el dictador « Con todo el odio que le tuve, que le sigo teniendo a tu jefe, a su familia, a todo lo que huela a Trujillo, la verdad, cuando pienso en Ramfis, no puedo dejar de sentir pena, compasión.» (p 132)

Esta ruptura se debió a que Agustín Cabral, un personaje que adoraba a Trujillo y que decidió no establecer una relación con alguien más « para dedicar más tiempo al jefe, consagrarle días y noches, demostrarle que nada ni nadie era más importante en la vida de Agustín Cabral.» (p 347) decidió aprobar la propuesta de ofrendar a su hija al Jefe, para volver a tener la atención de éste: « nada me daría más satisfacción, más felicidad, que el Jefe hiciera gozar a una hija mía y gozara con ella.» (p 348)

Para comprender la imago de Trujillo desde la perspectiva de Agustín, se requiere analizar la imago que tiene el sujeto de sí mismo, ya que su comportamiento y el “yo” va a ser el punto de partida para la percepción que tiene la sociedad de él.

Trujillo era un hombre de recio, que tenía un gran amor por su patria, República Dominicana: « Ni mis hermanos, ni mi mujer, ni mis hijos tienen la misma pasión que yo por este país. Son unos codiciosos.» (p 158) y que consideraba que hacía lo correcto para proteger y conservar su país. También, en novela, se muestra un lado valiente de este personaje, « yo aprendí lo que es el honor a tu lado, entre los marines. Allí supe que se es hombre de honor en todo momento. Que los hombres con honor no corren. Pelean. Y si hay que morir, mueren peleando» (p 229), lo que muestra su lealtad y honra hacia su patria.

De igual manera, en la novela se aprecia el egocentrismo que tenía el personaje del dictador, ya que se consideraba como el ser supremo: « Eso había hecho con Cabral; alejarlo, hacerlo tomar conciencia de que todo lo que era, valía y tenía se lo debía a Trujillo, que sin el Benefactor no era nadie.» (p 234)

Por lo tanto, de aquí surge la creación de dos perspectivas totalmente distintas en la novela, la oposición de Urania debido al comportamiento del Jefe para con ella y el resto de la población (un trato cruel y tirano) y el apoyo que recibía de sus seguidores, como Agustín Cabral, que siempre creyeron que el Jefe fue el salvador de su país.

La percepción de la imagen del dictador de Vargas Llosa como autor implícito en la obra

Al leer la novela, se pueden percibir distintos puntos de vista con respecto al dictador, uno de ellos es el del autor, el cual está implícito en toda, funcionando como un tipo de narrador interno extradiegético omnisciente, por ejemplo: « Trujillo podía hacer que el agua se volviera vino y los panes se multiplicaran, si le daba en los cojones.» (p 29), ó: « Trujillo les sacó del fondo del alma una vocación masoquista, de seres que necesitaban ser escupidos, maltratados, que sintiéndose abyectos se realizaban.» (p 77)

Donde cada una de sus frases muestra un análisis del autor hacia el dictador, es su imagen. De esta manera se puede afirmar que el autor no puede apartarse de sus opiniones al momento de crear una obra ya que la obra es constituida por él, sus pensamientos son plasmados: « el Chivo había quitado a los hombres el atributo sagrado que les concedió Dios: el libre albedrío.» (p 192)

La realidad dentro de la ficción

Es esencial poder separar la realidad que se encuentra dentro de la ficción en la novela para comprender de dónde vino ese texto y qué nos intenta decir.

En la obra es posible separar varios hechos reales que son puestos en la novela para que cumplan la función de ambientar y desencadenar los hechos narrativos.

El autor trata darle un porqué al comportamiento de los personajes « como los miles de dominicanos que la compraron (la imagen del Jefe) y colgaron en el lugar más visible de la casa, para que nadie fuera a dudar de su fidelidad al jefe, y que, cuando el hechizo se trizó quisieron borrar las pistas, avergonzados de lo que ella representaba: su cobardía.» (p 18).

Hecho que es confirmado por miles de dominicanos que vivieron la dictadura, pero que en la novela es el causante del terror hacia el dictador y brinda una imagen de él hacia la sociedad.

Otro hecho, es que Trujillo tenía miles de seguidores, que hubieran dado su vida por él, y que en la novela es posible apreciar la representación de estos seguidores por medio de Johnny Abbes, quien dice: « -A usted no lo admiro, Excelencia -murmuró el coronel Abbes, bajando los ojos-. Yo vivo por usted. Para usted. Si me permite, soy el perro guardián de usted. » (p 97)

Todo esto gracias a la imagen que tenía la sociedad del dictador, que permitió la configuración de la novela, convirtiéndose en un símbolo.

La visión del mundo para la creación literaria

«La obra literaria se singulariza claramente por tener más capacidad que las plásticas y musicales para encerrar y expresar valores humanos, culturales, filosóficos, históricos, etc. El fundamento es absolutamente obvio: la palabra no es un puro sonido más o menos armonioso sino que, por definición, significa algo. » (Amorós[3], 1980) Esto afirma que la creación literaria no puede separarse del sujeto, el sujeto siempre ira implícito en esta.

Amorós menciona al autor T. S. Eliot, quien sostiene que «la grandeza de las obras literarias no puede medirse sólo desde el punto de vista estético; recordemos, sin embargo, que éste es el único desde el cual podremos decidir si una obra es o no literaria».

También menciona a Serge Doubrovsky, quien afirma que «si el sentido de una obra literaria se define por las relaciones, simples o complejas, directas o indirectas, que mantiene con lo real, y por los lazos, apretados o flojos, sutiles o patentes, que la unen a la realidad, será imprescindible aclarar la naturaleza exacta de esas relaciones y esos lazos; es decir, comprender la visión del mundo que esta obra constituye». (Amorós, 1980)

Gracias a esta visión se conforman grandes obras y dentro de la novela de Vargas Llosa no podía hacer falta su visión del mundo: « Como nuestro país, yo le debo a Trujillo todo» (p 342), una visión que muestra el afecto de los seguidores del dictador.

« Probarte que puedes caminar por las calles de esta ciudad que ya no es tuya, recorrer este país ajeno, sin que ello te provoque tristeza, nostalgia, odio, amargura, rabia» (p 12), una visión de la nostalgia y la rabia que sentían algunos dominicanos al ver a su país sometido bajo el poder de la dictadura.

« Eras un hombre demasiado ocupado. Yo también ahora, tanto o más que tú en esa época. Diez, doce horas en el bufete o visitando clientes. Pero me doy tiempo para leer un rato cada día […] dispongo de tiempo para leer, en vez de estar atendiendo al marido, a los hijitos.» (p 67), una visión del feminismo, en el que la mujer ya no tiene como obligación estar en el hogar atendiendo a su familia; más bien, es el de una mujer contemporánea que tiene la libertad de decidir qué hacer con su vida.

Contexto externo dentro de la obra para la creación de la imagen del dictador

En la novela, el autor situó varios hechos reales para la creación de la imagen de dictador que él quería plasmar, por ejemplo : « tal vez, treinta y cinco años atrás, cuando la ciudad era tres o cuatro veces más pequeña, provinciana, aislada y aletargada por el miedo y el servilismo, y tenía el alma encogida de reverencia y pánico al jefe, al Generalísimo, al Benefactor, al Padre de la Patria Nueva, a Su Excelencia el Doctor Rafael Leonidas Trujillo Molina, era más callada, menos frenética.» (p 15) Que se refiere al moemento en que el dictador cambió el nombre de la ciudad de Santo Domingo por Ciudad Trujillo, plasmando el egocentrismo que tenía el dictador.

La novela histórica como instrumento para el entendimiento de un país.

Existe cierta paradoja entre creerle a la novela histórica como la visión más profunda acerca del entendimiento de un país o simplemente quedarse con la historia como el absoluto de los hechos.

En este caso, la novela histórica brinda un panorama más amplio que la realidad, haciéndonos sentir aquello que los autores sienten al tocar ese tema y percibiendo infinidad de puntos de vista, que dependiendo del lector, puede considerar como reales o no, como estos ejemplos: «Como nuestro país, yo le debo a Trujillo todo.» (p 342), donde se muestra la lealtad hacia el jefe, o « ¿Era ése el requisito para mantenerse en el poder sin morirse de asco? Volverse un desalmado, un monstruo como tu jefe.» (p 139), donde muestra una perspectiva más dura hacia la dictadura.

Es posible que la novela histórica sea un refugio en el cual el autor puede plasmar todo lo que siente, sea real o no, sin entrar en un dilema por la verificación de todos los hechos. Es ahí en donde se puede expresar la necesidad de una sociedad “ideal”, que dependerá de la perspectiva de cada autor y de la traducción de esta perspectiva para cada lector.

Summary
Review Date
Reviewed Item
La fiesta del chivo
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario